Enfermedades

Tipos de diabetes: ¿cuáles son sus diferencias?

23 noviembre, 2018

La diabetes consiste en la elevación de los niveles de azúcar en la sangre, pero esta situación sucede por diferentes causas y por esta razón existen distintos tipos: tipo 1, tipo 2, gestacional y por causas conocidas (otros tipos de diabetes).  

En esencia, los niveles elevados de azúcar en la sangre se presentan porque existen dificultades en el organismo para producir y usar la insulina, una hormona que permite que la glucosa llegue a las células de nuestro organismo que desde allí sirve como energía para la mayoría de tejidos y órganos.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que impide la producción de insulina, pues por error anticuerpos del sistema inmunológico atacan las células beta del páncreas que la producen o a otras sustancias que permiten su acción normal. Este tipo de diabetes no se puede prevenir, pues no es claro cómo es este mecanismo. Podríamos decir que su aparición es al azar.

Aunque suele presentarse en edades tempranas, no es exclusiva de niños y jóvenes. Además, tiene pocas probabilidades de que se herede.

También te puede interesar: https://descubretusalud.com/diabetes-ninos-pautas-control/

Diabetes tipo 2

Por el contrario, la diabetes tipo 2 se desarrolla por una combinación de factores genéticos y del estilo de vida. Esto nos permite identificar factores de riesgo tempranamente para darle manejo y prevenir o retrasar su aparición en muchos casos. Si tienes el marcador genético heredado de tus padres o tus abuelos, pero si tienes un estilo de vida saludable, posiblemente la evites.

En este tipo de diabetes el páncreas no produce suficiente insulina o las células no usan apropiadamente la que hay o pueden ocurrir las dos cosas. Entonces, los niveles de azúcar en la sangre se elevan y el páncreas, aunque haga un esfuerzo por producir más insulina, no es capaz a largo plazo de sobreponerse a las hiperglicemias constantes a las que se somete el cuerpo.

La obesidad eleva las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Específicamente, la acumulación de grasa afecta la sensibilidad de la insulina para regular la glucosa y en general el metabolismo.

Diabetes gestacional

Es un tipo de diabetes que se presenta solo durante el embarazo en mujeres que no se conocían diabéticas, pero que ante situaciones de resistencia a la insulina propias de ese periodo la desarrollan y desaparece después del parto.

No obstante, se estima que un 60% de las mujeres que desarrollan diabetes gestacional termina siendo diabéticas tipo 2, de ahí que desde los primeros controles prenatales se realicen pruebas de laboratorio para detectar valores altos de glucosa que indiquen que se tengan que tratar durante el embarazo. Ante un diagnóstico positivo, se da control con nutrición, actividad física y control de peso antes de suministrar terapia con fármacos o con insulina.

Los controles glucémicos no se restringen al embarazo. Hasta seis meses después del parto se realizan chequeos, cuando su organismo vuelve a regularse y toma las características de una mujer no embarazada. En caso de que la prueba salga negativa, se realizarán pruebas cada dos o cinco años para descartar que se convierta en diabética tipo 

También está la situación de la mujer con diabetes tipo 2 y se embaraza. Durante ese periodo se ajusta su tratamiento con metas diferentes.

Otros tipos de diabetes

Se trata de una diabetes con causas bien establecidas, especialmente como consecuencia de agentes externos. Entre estos están los traumas que haya sufrido el páncreas, toxicidad en el páncreas y/o del hígado o patologías genéticas. También puede ser secundaria al uso de algunos fármacos, por ejemplo el uso crónico de corticoides que aumentan los niveles de azúcar en la sangre.  

También te puede interesar: https://descubretusalud.com/debes-saber-diabetes-mellitus/

Síntomas

Las manifestaciones de la diabetes pueden variar en las personas, incluso en algunos es silente y retrasa el diagnóstico. No obstante, el aumento en la frecuencia o en la cantidad de la orina, tener sed excesiva, pérdida de peso repentina y sentir mucha hambre hacen parte de los síntomas más característicos.

Estas manifestaciones aparecen en promedio después de una década en donde el páncreas ha podido cubrir la demanda de una mayor cantidad  de insulina para controlar el aumento de hiperglicemias.

Aunque no haya manifestaciones, de perpetuarse la falta de ejercicio, obesidad, dietas no balanceadas o la suma de varios de estos factores de riesgo se puede presentar los síntomas referidos anteriormente.  

También te puede interesar: https://descubretusalud.com/combatir-diabetes-sin-cambiar-vida/

Sin comentarios

Responder