Síntomas y causas

¿Insomnio? No dejes que lleve las riendas de tu noche

28 enero, 2019
insomnio: no dejes que lleve las riendas de tu noche

No dormir bien por unos pocos días puede ser algo llevadero y transitorio. En cambio, cuando las dificultades para quedarse dormido o para mantener el sueño duran varias semanas, nos enfrentamos al insomnio y a todas sus consecuencias en la vida diaria.

Tipos de insomnio

El estrés, las dificultades, las presiones laborales y familiares, los trastornos psicoafectivos o los malos hábitos de sueño, son los principales desencadenantes de los episodios de insomnio agudo, es decir, aquellos que duran desde unos días hasta cuatro semanas.

Por otro lado, el insomnio crónico para algunos expertos, es el que supera el mes de duración y puede prolongarse si no se trata oportunamente. Es usual que sea causado por enfermedades que afectan todo el organismo, como los estados de dolor crónico y problemas neurológicos. También puede ser un efecto secundario de la toma de  medicamentos o consecuencia del abuso de sustancias psicoactivas.

También te podría interesar: ¿Por qué el estrés puede causar problemas graves a tu salud?

 

Alteraciones durante el día

Ciertamente, con el insomnio se tiene la sensación de que durante la noche no se descansó adecuadamente y eso repercute en el desarrollo de las labores cotidianas a lo largo del día.

Sentirse somnoliento, cansado, irritable, ansioso, tener dificultad para concentrarse o tener bajo rendimiento laboral, son algunas de las sensaciones que se pueden experimentar a lo largo del día a causa del insomnio.

Además, como consecuencia del insomnio crónico, hay un alto riesgo de quedarse dormido mientras se conduce un vehículo o se manipula maquinaria pesada con alta probabilidad de accidentes. En el hogar, descuidar ollas con la estufa prendida puede  poner en riesgo la vida propia y la de los demás.

Cómo identificarlo y tratarlo

En muchos casos, las personas con insomnio no consultan porque creen que es un asunto normal o que se trata de un problema con el que se debe convivir. Incluso hay quienes tienen la creencia de que no tiene cura.

Por  lo anterior, cuando el insomnio afecta tu desempeño y tu capacidad para realizar las tareas diurnas, es necesario una consulta médica para establecer su causa y el mejor tratamiento a seguir.

Si el insomnio está relacionado con malos hábitos, te recomendarán cambios en tu estilo de vida que te ayudarán a conciliar el sueño y a mantenerte dormido. Estos van desde seguir horarios regulares para acostarse y levantarse, cuidar la alimentación antes de ir a la cama y modificar el ambiente donde se descansa, para así lograr  un sueño reparador. Estos cambios, en su mayoría, ayudan a mejorar el insomnio agudo y muchas veces también el crónico.

En caso de que el  insomnio se asocie con una enfermedad como la depresión  o la ansiedad, se debe considerar tratar dicha enfermedad para poder aliviarlo. En estos casos se pueden usar medicamentos y es importante recordar que la medicación para tratar el insomnio y sus enfermedades relacionadas sólo debe usarse bajo prescripción médica.

Más frecuente en mujeres y adultos mayores

Aunque no es exclusivo de ningún grupo poblacional, el insomnio es más frecuente en las mujeres, especialmente cuando están en la etapa del climaterio. A raíz de los cambios hormonales, pueden sentir oleadas de calor que impiden conciliar el sueño o que las despierta.

También, los adultos mayores son más susceptibles porque a medida que se envejece se alteran los mecanismos de regulación del sueño. Con la disminución de la actividad propia de la edad, los ancianos se acuestan más temprano sin lograr dormir las horas que dormían antes. A esto se agrega que la toma de medicamentos para  enfermedades frecuentes en la tercera edad, pueden producir efectos secundarios como el mismo insomnio.

Los niños pueden sufrir de insomnio. Es común que las madres asuman que es normal que los bebés pasen varias horas sin dormir en la noche o se despierten frecuentemente, cuando posiblemente es un trastorno que requiere tratamiento y al hacerlo puede mejorar la calidad de vida de toda la familia.  

Conclusión

En conclusión, los problemas para dormir son frecuentes y pueden presentarse a cualquier edad. Un buen sueño es clave para una buena calidad de vida y consultar al médico cuando sea necesario evita problemas de salud a largo plazo.

Sin comentarios

Responder