Enfermedades

¿Qué es y cómo se manifiesta el cáncer de pulmón?

11 julio, 2019
Síntomas de cáncer del pulmón

El tabaquismo es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón, incluso, si se fuma unos cuantos cigarrillos al día o fue un hábito que se mantuvo por pocos años. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el humo del tabaco tiene más de 4.000 productos químicos, de los cuales 250 son nocivos y 50 causan cáncer. De ahí que su consumo no solo afecte la salud propia sino de las personas alrededor, debido al alcance que tiene el humo de segunda mano. 

También te puede interesar : 10 datos sobre la realidad del cáncer en el mundo y en Colombia.

No obstante, entre el 25% y 30% de los casos de cáncer de pulmón no están relacionados con el tabaquismo. En muchas ocasiones se puede deber a la exposición de irritantes, sustancias como arsénico, asbesto, radón y sustancias químicas usadas en la minería y las emisiones de diésel. 

La mayoría de los casos de cáncer de pulmón que aparecen en pacientes jóvenes y en no fumadores lleva a buscar alteraciones en los genes y suelen ser blanco de tratamiento, sobre todo un subtipo denominado adenocarcinoma.

Contaminación, antecedentes y estilo de vida

También hay evidencia de la incidencia del material particulado que contamina el aire en el aumento de cáncer de pulmón, tanto el PM10, (Partículas sólidas o líquidas) que se queda en las vías respiratorias, como del PM2,5 que llega a la sangre y genera complicaciones. 

La suceptibilidad del cáncer de pulmón también está dada por el peso de los antecedentes familiares y personales.

Tener alguno de los padres, hermanos o hijos este tipo de cáncer eleva las probabilidades de desarrollarlo. Mientras que haber superado algún tipo de cáncer tiene mayor riesgo de uno nuevo en otra parte del cuerpo comparado con las personas nunca han tenido esta condición.

A nivel comportamental se puede acercar al consumo de cigarrillo desde muy jóvenes en ambientes donde hay tolerancia a este hábito, así como estar expuesto a un estilo de vida deficiente en la actividad física y con patrones alimenticios poco saludables.

Síntomas para consultar

El cáncer de pulmón es más frecuente en hombres fumadores que superan los 65 años, pero cada vez el aumento del tabaquismo en mujeres y como tal el riesgo de desarrollarlo es más frecuente.

Tanto así, que en nuestro medio es el tercer cáncer más común en hombres y el cuarto en mujeres. 

Los síntomas son muy inespecíficos y al comienzo hacen pensar que se trata de otras dolencias,varios casos se diagnostican tardíamente, lo cual eleva las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón.

Un motivo de consulta médica que debe alertar su condición, es la tos que se prolonga por más de 15 días, siendo el síntoma más característico.

Además, la expectoración con sangre, el dolor en el pecho que no se relaciona a infarto ni a problemas cardíacos y algunos síntomas generales como la pérdida de peso sin razón aparente, sudoración en la noche, inapetencia y la fiebre intermitente que dura varias semanas.

También te puede interesar :¿Cómo se puede detectar el cáncer de forma temprana?

Diagnóstico del cáncer de pulmón

En la consulta, además de valorar los síntomas, se indagará por los factores de riesgo descritos anteriormente.

De esta manera se puede realizar una radiografía  o una tomagrafía de torax para verificar la presencia de una lesión que pueda ser explicada por cáncer y que lleve a tomar una biopsia

A partir de una muestra del tejido afectado se diagnostica y clasifica en grados para determinar el pronóstico, severidad y tratamiento específico para el cáncer de pulmón. 

El tejido se puede tomar a través de la punción percutánea por radiología, y con la ayuda de una imagen diagnóstica . Otras opciones son por medio de una broncoscopia en la que se introduce una pequeña cámara a través de la vía aérea o por cirugía y se toma una muestra.

Tratamientos

Los estadios I y II diagnosticados tempranamente tienen una tasa de sobrevida elevada después de los cinco años, con buen pronóstico y posibilidades de cura. 

Mientras que en el III y IV disminuyen las posibilidades de cura debido a que el tumor se ha expandido a otros órganos, especialmente en el estado más severo. 

La cirugía es el procedimiento más usual al que se recurre para extirpar las células cancerígenas

Cuando el tumor se ha limitado a los pulmones y tiene altas posibilidades de curación. 

Según las necesidades de cada caso se puede recurrir a la quimioterapia para suministrar fármacos que destruyen las células cancerígenas, y a la radioterapia, ya sea antes de una cirugía para reducirlo, o después para eliminar las células que hayan quedado. 

La inmunoterapia igualmente aparece en el abanico de tratamientos. Con esta terapia se potencia por medio biotecnológicos las células del sistema inmunológico para que de una mejor respuesta al cáncer.   

Recaídas posteriores

El efecto de muchos agentes cancerígenos se mantiene por largo periodo de tiempo, como el efecto nocivo del cigarrillo, por esto se hace seguimientos rigurosos los primeros cinco años después de la cura.

Sin comentarios

Responder