Síntomas y causas

Alimentación y pérdida de peso: Mitos y Realidades

15 febrero, 2019
Mitos y realidades perdida de peso

Existen algunas prácticas que realizan las personas para perder peso y tratar de controlarlo. ¿Cómo no caer en las dietas de modas y demás productos “milagrosos”?

Conoce la realidad de muchas acciones que se toman para perder peso, pero que ponen en riesgo tu salud.

Saltarse u omitir comidas ayuda a bajar de peso.

Realidad: Sucede todo lo contrario. Cuando omites una comida llegas a la siguiente con más hambre y posiblemente comerás demás.

Una alimentación saludable requiere que comas más o menos cada tres horas, eso te ayuda a bajar de peso y controlarlo. Cuando llegas a la siguiente comida no comerás tanto.

Picar entre comidas engorda.

Realidad: Depende de nuestra jornada y del gasto energía que tenemos a lo largo del día que necesitemos consumir varias meriendas.

La principal opción es comer fruta entera para aprovechar su contenido de fibra que te ayudar a dar la sensación de saciedad; También te puedes decantar por una proteína como un queso o frutos secos. Lo importante es que evites las harinas como opciones entre comidas.

Solo comer vegetales ayuda a bajar y controlar el peso.

Realidad: Los vegetales nos aportan fibra y nos sacia, además tienen pocas calorías, por lo que nos ayudan a controlar el peso. De ahí que hablemos del plato saludable donde la mitad deben ser verduras, tales como una ensalada o verduras calientes, una cuarta parte para proteínas y otra para las harinas.

Es recomendables que empieces a comer primero la ensalada para saciarte más temprano con alimentos de pocas calorías. Para que le resulte más atractivo comer vegetales varía las preparaciones. Hay muchas opciones de recetas que te toman poco tiempo su preparación.

En Colombia se produce todo el año frutas y hortalizas de gran calidad. Aprovecha esa disponibilidad para probar diversas formas de prepararlas y combinarlas.  

Se puede reemplazar una o varias comidas por batidos de frutas y verduras.

Realidad: Este tipo de bebidas ha ganado consumidores de un tiempo para acá amparadas en la fama de que son saludables porque contienen frutas y verduras. Solo por ese contenido no perderás peso ni lo controlarás.  

A este tipo de bebidas se les han agregado productos como quinua, maní, avena, yogurt, miel o uvas pasas que al final terminan excediendo la cantidad de calorías.

La quinua y el amaranto son alimentos que están en boga, pero no olvides que son carbohidratos y como tal no hay que exceder su consumo diario, que no debe superar el 50% de los nutrientes.

Siempre es preferible que comas la fruta y la verdura entera para aprovechar la fibra y no exceder su consumo, pues también son productos que contiene azúcar. Si quieres toma uno, pero eso no te exime de la verdura del almuerzo.

Algunas bebidas y alimentos ayudan a perder peso.

Realidad: No hay nada en cuanto a alimentos o bebidas que te ayuden a quemar grasa; solo el ejercicio regular, en especial el aeróbico, te ayuda a quemar grasa y ganar músculo.

Aunque las pautas de una alimentación saludable son igual para todos, ten en cuenta que la ingesta de calorías debe ser equilibrada con el gasto calórico por la actividad física y el ejercicio, incluso la edad y el sexo también son características a tener en cuenta definir cómo debe ser la alimentación.  

Si bebo ocho o más vasos de agua perderé peso: El agua es fundamental y forma parte de unos buenos hábitos de alimentación. Si bebes agua antes de una comida eso te ayudar a dar un poco de saciedad.

Adicional al agua están las bebidas que tomamos en el día, posiblemente sopa, café o bebidas calientes. Por eso no tienen que ser ocho vasos, pero mínimo cuatro adicionales a las bebidas líquidas que tomas.

Debo evitar las comidas rápidas cuando estoy sometido a una dieta.

Realidad: Comer en la calle implica un riesgo de consumir productos con muchas calorías y poco valor nutricional.

Si vas a comer comidas rápidas escoge franquicias grandes y reconocidas pues sobre estas hay más vigilancia en la manipulación de los alimentos y en aspectos como que desechen con frecuencia el aceite que utilizan.

Pide preparaciones a la plancha, al vapor, asadas o a la parrilla y en la porción del tamaño normal de esa comida. Evita los combos y las versiones agrandadas.

Asimismo, evita las salsas y aderezos que le agregan una importante cantidad calorías a una sola comida y es preferible que acompañes tus comidas con agua o bebidas sin azúcar.

Sin comentarios

Responder