Maternidad y Pediatría

Alergias por alimentos en niños: ¿Cómo manejarlo?

15 marzo, 2019
alergias en niños

Una preocupación que tienen los padres cuando su bebé aún está recibiendo la lactancia materna exclusiva es que pueda desarrollar alergias tan pronto empiecen a introducir los alimentos complementarios en su dieta. Y no es para menos su preocupación, pues las alergias por alimentos en los niños es un problema común y supone un reto su manejo para asegurar que la calidad de vida no disminuya.

Alergias alimentarias más comunes

La leche de vaca, el huevo de gallina, el maní, los frutos secos, el trigo, el pescado y los mariscos son los alimentos más comunes que inducen a una respuesta alérgica desde los primeros años de vida.

De origen desconocido

No hay claridad sobre cuáles son las causas por las que el sistema inmunitario da una respuesta exagerada a sustancias (proteínas) de los alimentos que no son nocivas para quienes no sufren una alergia.

Sin embargo, se reconoce un fuerte componente hereditario en las alergias, pues si uno de los padres tiene una alergia a un determinado alimento es un factor de riesgo para que sus hijos también las desarrollen, además de factores ambientales que actúan como disparadores.

Conoce sus manifestaciones

Las manifestaciones de una alergia alimentaria pueden incluir manchas rojizas en la piel de las manos, los pies y otras partes del cuerpo, acompañadas de comezón; así como hinchazón de la boca, lengua y párpados. Incluso, exponerse a una anafilaxia, una reacción que puede comprometer la vida, que se caracteriza por dificultad para respirar, falta de aire y sibilancia. En algunos casos, pueden presentarse síntomas intestinales como sangrado en las heces fecales, pero hay algunas formas de síntomas un poco menos claros de identificar.

La gravedad de los mismos incide en el tipo de medicación que se requiera para su manejo. Los antihistamínicos o los corticoides pueden ser los medicamentos de base cuando hay una respuesta alérgica. Asociado a suspensión transitoria o definitiva de dicho alimento en la dieta

Cómo responder ante una emergencia

En casos más severos será necesaria la valoración inmediata por urgencias, ya que se puede desencadenar un choque anafiláctico, que puede poner en riesgo la vida de tu hijo. 

En países donde las alergias severas a alimentos son más frecuentes, no es raro que las familias pueden estar familiarizadas con el uso de inyecciones portables de epinefrina (epipen), como manejo inicial mientras se valora al niño por parte de personal médico o paramédico.

Como padre puedes notar si tu hijo hace una reacción alérgica a algunos de alimentos justo después de la ingesta, hasta días despues. Esto es motivo de consulta con el pediatra quien puede derivar al alergólogo para establecer si hay alergias más severas, ya sea por pruebas en la piel o en sangre.

Así, suele recomendarse que se elimine el consumo de las preparaciones que contienen los alimentos o las trazas de estos que producen alergia.

También te puede interesar: ‘¿Qué es una enfermedad periodontal y cómo afecta tus encías?’ 

Aprovechar la ventana de oportunidad

En los últimos años se ha planteado que pueda existir un enfoque diferente para la introducción de los alimentos considerados alergénicos. Algunas investigaciones han revelado que la exposición temprana a ciertos alérgenos como el maní (donde se ha demostrado plenamente) puede tener un rol protector con respecto a desarrollar o no alergia, cuestionando el inicio tradicional retardado que se ha trabajado previamente y que parece no aminorar la prevalencia de esta. 

También se habla de una ventana de oportunidad que estaría localizada después de los cuatro meses y antes de los ocho meses de vida para la introducción paulatina y supervisada de los alimentos complementarios, aprovechando otros factores como que la lactancia materna pueda estar aún presente.

Recomendaciones de alimentación

La alimentación complementaria es un proceso individualizado, guiado y acompañado por su pediatra, especialmente con los alimentos que pueden desencadenar una respuesta alérgica.

En ese proceso, considera siempre las preparaciones caseras. La introducción de los alimentos puede ser de uno nuevo por dos o tres días, en forma pausada pero divertida para el bebé.

De esa forma, podremos evaluar la aceptación, tolerancia y posibles manifestaciones de alergia ahí mismo. Si se consideran los alimentos procesados, envasados, es necesario que leas muy bien las etiquetas, no sólo para evaluar si hay trazas de otros alimentos que puedan ser alergénicos, sino para estar alerta sobre el aporte calórico y el azúcar añadido que pueda contener

También te puede interesar: ‘7 recomendaciones nutricionales que debes tener en cuenta durante tu embarazo’

Por último, la experiencia de la alimentación es un momento para compartir con tu hijo, anímate, aunque las precauciones son importantes, explorar los nuevos sabores, texturas y colores será un momento para recordar.

Sin comentarios

Responder