Enfermedades

Adicciones en adolescentes: conoce cómo puedes prevenirlas

19 febrero, 2019
Adicciones en adolescentes: conoce cómo puedes prevenirlas

En la adolescencia ocurren cambios físicos y comportamentales, hay nuevas maneras de relacionarse con los padres y el entorno, se busca la identidad y la aprobación de los pares, pero también hay un elevado riesgo de desarrollar adicciones.

¿Cómo afecta las adicciones?

Las adicciones son esa tendencia a hacer determinadas cosas que en algún momento toma todo el control de nuestra voluntad y se descuidan otros roles y áreas de la vida porque solo nos enfocamos en eso que nos produce una gratificación inmediata y superlativa.

De esta forma se empieza a buscar esa satisfacción permanentemente y ocurren cambios en la estructura del cerebro para activar áreas donde se produce dopamina, un neurotransmisor que regula el placer.

Tipos de adicciones

Cuando hablamos de adicciones no solamente se trata de las químicas, relacionadas con el abuso de drogas, también nos referimos a las de origen comportamental que a veces son sutiles y pasan inadvertidas porque gozan de cierta aceptación social como fumar y beber alcohol.

Son comportamientos que no están mal vistos, pero que comienzan a hacerse con determinada frecuencia, tales como pasar mucho tiempo en internet, exponerse a las pantallas de diferentes dispositivos, los videojuegos, las compras y la comida. Este tipo de adicciones han ganado espacio en los adolescentes.

También podría interesarte: Trastornos de la conducta alimentaria: ¿qué son y cómo enfrentarlos?

Hay cosas que uno puede modificar

La vulnerabilidad de los adolescentes para desarrollar una adicción viene determinada por varios aspectos de su entorno, de su autoconcepto y de la labilidad emocional que pueden experimentar en esa etapa de su vida. Varios de esos factores se pueden modificar.

La importancia del entorno

Seguramente como padre, consideras que el entorno familiar de tu hijo es protector y seguro para prevenir las adicciones. Sin embargo, también estará expuesto a otros ambientes que pueden ser menos favorables.

El adolescente busca una identidad y la aprobación de sus pares, por eso puede ser objeto de la presión de grupo, que, sumado a una autoestima frágil, lo puede llevar al consumo o a comportamientos adictivos.

También podría interesarte: Infografía: Tabaquismo, 5 consecuencias en la salud oral

El concepto sobre algunas cosas

El concepto que tienes como familia sobre el consumo de alcohol o el cigarrillo, que gozan de gran aceptación social, inciden en los referentes que tendrá para acercarse a estos.

Si tu hijo ve que su entorno no ve como perjudiciales ese tipo de cosas en su familia y en la sociedad, seguramente no tendrá un guía que lo lleve a cuestionar el riesgo al que se expone con el consumo de alcohol o fumar.

Poner límites y disciplina

El desarrollo de las adicciones comportamentales tiene que ver en gran medida con los límites y disciplina que se ha puesto en casa. Si bien con el adolescente las reglas pueden ser objeto de negociación para no ganarse su mala voluntad, también es fundamental que no se desdibuje la figura de autoridad para establecer horarios y supervisar cuando tu hijo está en riesgo de una adicción.

Más que supervisar, trata de acompañar y mantener un diálogo fluido con tus hijos. Por eso, crea espacios adecuados para conversar en los que ellos se sientan libres, sin forzarlos, donde más que juzgarlos es dejarles hablar.

Como padre debes cuidar, sin ser controlador, con quien se relaciona tu hijo, especialmente si es lábil emocionalmente o si tiene dificultades para afrontar las dificultades cotidianas como impulsividad o no sabe cómo lidiar con la frustración.

Roles específicos en la codependencia

Cuando uno convive con un adicto todo su entorno se vuelve codependiente, la relación de la familia se vuelve disfuncional. Casi que, sin darse cuenta, uno de los padres se vuelve cuidador y encubridor de la adicción, actuando como un salvador cuando el adolescente tiene una crisis. El otro se vuelve el que juzga y recrimina.

En otros casos, los hermanos pueden terminar asumiendo roles para llamar la atención y desviar el foco de la situación.

Tratamiento para toda la familia

El tratamiento de una adicción debe involucrar a todo el núcleo familiar. No es suficiente con intervenir únicamente al adolescente, también se debe revisar las relaciones familiares.

El adicto debe concientizarse de que tiene un problema y en ese sentido es reconocer que el consumo o la realización de una actividad lo ha desbordado y ahora están disminuidos su autocontrol y voluntad

También, implica superar la práctica de autoengaño en la caen, restándole alcance al problema y a la disminución de su funcionalidad por la adicción.

1 Comentario

  • Reply Jorge Salgado 23 febrero, 2019 at 11:30 am

    Excelente artículo donde se plantea de forma clara el tipo de adicciones y cómo se pueden prevenir como padres

  • Responder