Síntomas y causas

Lo que puedes hacer y lo que no en caso de un trauma dental

12 febrero, 2018

Un trauma en las estructuras dentales es una situación que no puedes prevenir, pero la forma como reaccionas ya sea que lo sufras o estés cerca a una persona lesionada, contribuirá a dar un primer manejo antes de llegar al servicio de urgencias odontológicas y esto contribuye a que se puedan conservar las piezas dentales afectadas.

Aquí te doy cinco recomendaciones sobre las cosas que puedes hacer y cuáles no en el lugar donde se presenta la lesión.

1. Verifica que esté consciente

El impacto que sufre la persona puede dejarla inconsciente y se necesita una atención médica urgente, antes que odontológica, para descartar un trauma craneoencefálico.

2. Mirar si hay otros traumatismos

La situación en la que ocurre el trauma usualmente implica lesiones múltiples para la persona y tanto sus estructuras dentales como otras partes del cuerpo resultan afectadas, incluso en un mayor grado, como ocurre en los accidentes de tránsito.

En ese sentido, es necesario que ubiques el lugar del trauma y se priorice la atención médica de urgencias. Luego el trauma dental será atendido.

También podría interesarte: ´¿Qué es el trauma dental y por qué ocurre?´

3. Control del sangrado y el dolor

Si las lesiones se limitan a las estructuras dentoalveolares el sangrado lo puedes controlar haciendo presión en la zona afectada con una gaza, pañuelo o mota de algodón húmeda.

En cuanto al dolor es importante que tengas en cuenta que no todos los pacientes con traumatismo pueden tomar analgésicos ya sea porque tienen una prescripción médica, como la insuficiencia hepática o renal o hipertensión o son alérgicos a los Analgésicos Antiinflamatorios No Esteroides (AINES).

Si antes de llegar al servicio de urgencias la persona necesita tomar un analgésico porque no aguanta el dolor, lo recomendado es que tome uno de los que ha usado anteriormente y le ha funcionado de forma segura.

Por ningún motivo te auto mediques antibióticos, ni se lo des a la persona que sufre el trauma pese a que estuvo en contacto con áreas que son foco de bacterias como el suelo, la arena o charcos de agua. La medicación con ese tipo de fármacos es una decisión exclusiva del personal odontológico que presta la atención.

Cuando usas antibióticos de forma indiscriminada haces más complejo el tratamiento para una posible infección bacteriana que se derive del trauma debido a que estos microorganismos pueden generar resistencia a los antibióticos.

4. Conservar las piezas dentales afectadas

Las lesiones en las estructuras dentales pueden incluir fracturas en el esmalte, fracturas en la corona, desprenderse por completo el diente o que se afloje y se desplace de su estructura alveolar. Por eso dentro de las primeras horas posteriores al trauma se puede recuperar el diente.

Cuando se trata de un niño con dientes temporales (conocidos como dientes de leche) no manipules la pieza que se afectó sea que haya caído o desplazado dentro del hueso. Hacerlo puede lesionar el diente permanente que está en formación.

En caso de que sea un niño con dentición mixta (temporal y permanente) o un adulto, quienes ya tienen sus dientes permanentes, debes buscar el diente y tomarlo por la corona.

Nunca lo tomes por la raíz porque ahí se encuentra el tejido que permite que pueda reimplantarse en el hueso y al mínimo contacto se daña.

Luego lo pones durante 10 segundos bajo el chorro del agua y lo colocas inmediatamente en el sitio que ocupaba. Entre más rápido lo hagas es mejor porque después de unas horas la persona no aguantará el dolor y se necesitará anestesia.

Si no es posible recolocarlo, entonces se puede guardar entre la mejilla y los molares posteriores o debajo de la lengua del paciente. Otra forma de conservar el diente es escupir saliva en un pequeño tarro para que la raíz quede sumergida.

También te podría interesar: ´¿Cómo se tratan algunas lesiones de trauma dental?´

Y en caso de que el diente lo encuentres unas horas después lo puedes transportar en un recipiente con solución salina; nunca en agua (esta es sólo para lavarlo) ni alcohol o productos desinfectantes pues desecan las células de la raíz.

Mientras que, en caso de una fractura de la corona, recoge la parte que se cayó, excepto que sea excesivamente pequeño, y consérvala como te señale arriba.

No postergues buscar la atención de urgencias

El trauma dental es una urgencia y cómo tal necesita atención inmediata. Además, entre más temprano busques la atención mejor será el pronóstico para el tratamiento. Por ningún motivo dejes pasar más de 24 horas para recibirla.

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar