Enfermedades

Trastornos de la Conducta Alimentaria: ¿Qué son y cómo enfrentarlos?

17 agosto, 2017
Trastornos de la Conducta Alimentaria

El conjunto de ideas, emociones y comportamientos irracionales de una persona con respecto al cuerpo, la comida y el peso constituyen un conjunto de enfermedades mentales denominadas Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). De todas las enfermedades mentales, los TCA son los que tienen mayor riesgo de complicaciones médicas y mortalidad.

Los TCA son los que tienen mayor riesgo de complicaciones médicas y mortalidad

¿Cuáles son los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria son:

  • Anorexia Nerviosa
  • Bulimia Nerviosa
  • Trastorno por Atracones
  • Trastorno de la Conducta Alimentaria No Especificado

¿A quienes afectan?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria son comunes entre adolescentes y adultos jóvenes principalmente, especialmente en las áreas urbanas, sin que esto excluya la presencia en edades tempranas o adultos. La población adolescente se encuentra en mayor riesgo debido a que es una etapa en la cual el cuerpo sufre varios cambios físicos por la pubertad, adicionalmente es una época de alta carga emocional y competitividad entre pares.

La Anorexia Nerviosa y Bulimia Nerviosa son enfermedades más comunes en mujeres, así, por cada caso de un hombre, hay entre 8 a 10 mujeres afectadas por alguno de estos trastornos. El Trastorno por Atracones tiende a ser casi igual de frecuente en ambos sexos.

Quienes sufren de Anorexia Nerviosa sienten miedo intenso a subir de peso o engordar y tienen una imagen distorsionada de su figura pese a estar bajo de peso. Esta percepción los lleva a reducir considerablemente las raciones de sus comidas diarias en relación con sus necesidades, consiguiendo de esta manera perder peso drásticamente, incluso llegando a la desnutrición.

Las personas con Bulimia Nerviosa tienen episodios recurrentes de atracones de alimentación, los cuales se caracterizan por hacer ingestas de grandes cantidades de comida (más allá de lo esperado para una situación específica) en un corto periodo de tiempo, acompañado de una sensación de pérdida de control frente al consumo de comida. Adicionalmente, las personas tienen comportamientos compensatorios que pueden ser con métodos purgativos (como inducirse el vómito o laxarse) o métodos no purgativos, tales como realizar periodos de ayuno, ejercitarse en exceso o abusar de medicamentos como diuréticos o píldoras para bajar de peso.

Entre tanto, quienes sufren de un Trastorno por Atracones tienen episodios recurrentes de atracones de alimentación asociados a algunos otros comportamientos tales como: comer más rápido de lo normal, comer hasta sentirse desagradablemente lleno, comer grandes cantidades de comida cuando no se siente hambre físicamente, comer a solas por la vergüenza generada por las cantidades de comida o sensación de disgusto contigo mismo, sentir tristeza o vergüenza luego de comer.

También te puede interesar: ‘8 cosas que debes cuidar en tu alimentación de vacaciones’

¿Por qué se presentan?

Hay una serie de factores que confluyen para que una persona sufra un TCA. Existen factores biológicos tales como la predisposición genética a padecer un TCA (dado el caso que en la familia haya antecedentes); así como causas bioquímicas (alteración de las sustancias que controlan el hambre y la saciedad). Los factores de riesgo perinatales se relacionan con antecedentes de complicaciones obstétricas tales como prematuridad, bajo peso al nacer, o cefalohematoma.

A estos factores se suman otros relacionados con en el entorno. Los factores sociales como la idealización de la delgadez promovido en los espacios de socialización, antecedentes de haber sido objeto de burlas o críticas con respecto a su cuerpo, o actividades o profesiones en las cuales el cuerpo y peso tengan gran importancia como el ballet o el modelaje.

Los factores psicológicos se relacionan con ser perfeccionista, impulsivo, o tener baja autoestima.

Aspectos de la vida familiar inciden durante el crecimiento y desarrollo, por ejemplo: la familia refuerza los ideales culturales con respecto a la delgadez, tienen comportamientos alimentarios inapropiados, o se pierden ciertos espacios para comer en familia, con hábitos apropiados.

El único factor común en todas las personas diagnosticadas con un TCA es haber iniciado una dieta y a partir de ella haber empezado los síntomas alimentarios.

También te puede interesar: ‘Qué debo tener en cuenta en mi dieta si soy una persona hipertensa’

¿Cómo enfrentarlos?

El tratamiento de las personas que padecen un Trastorno de la Conducta Alimentaria debe ser interdisciplinario (con Psiquiatría, Psicología y Nutrición). La Psicoterapia de Orientación Cognoscitivo Comportamental es el abordaje psicoterapéutico con mayor evidencia. En algunos casos es necesaria la medicación, ya sea para tratar consecuencias físicas de la enfermedad o para disminuir los síntomas de la misma.

2 Comentarios

  • Reply Olga Cecilia González Gómez 17 febrero, 2017 at 7:43 am

    Que ocurre cuando la anorexia es causada por los temores que actualmente le adjudican a situaciones como los químicos que le adicionan a los alimentos, el uso del microondas, la contaminación, etc., que hace que una persona deje de comer muchos alimentos básicos, a tomar laxantes , a sentir que casi todo lo que come le cae mal, estamos viviendo un caso así en mi familia y los medicos parecen no entenderlo, así que no lo tratan adecuadamente, más cuando esto no ocurre solo con personas muy jovenes, no hay edad para eso. En articulos de periodicos lo llaman ortorexia.

    • Equipo Editorial
      Reply Equipo Editorial 17 febrero, 2017 at 9:06 am

      Buen día Olga,

      Muchas gracias por tu comentario. Es recomendable que realices las consultas con tu médico de confianza, pues depende de varios factores el desarrollo de estos trastornos en cada persona.

      Si deseas recibir información con alguno de los especialistas de Colsanitas puedes acceder a > http://portal.colsanitas.com/portal/web/colsanitas-cotizacion

      Saludos,

    Responder

    También te puede gustar