Maternidad y Pediatría

¿Qué implicaciones tiene el embarazo si tengo una enfermedad crónica?

16 enero, 2018
Implicaciones en el embarazo con enfermedad crónica

El embarazo para ti que tienes una enfermedad crónica puede generarte complicaciones en tu salud y en el desarrollo del feto. Hasta que no se logren manejar y disminuir estos riesgos la gestación es una condición que debes postergar hasta que te encuentres en unas condiciones favorables.

La planificación familiar tiene un rol fundamental para evitar que ocurra un embarazo no planeado y por lo tanto lidiar con las complicaciones que pueden aparecer durante la gestación y que pudieron prevenirse o manejarlas con antelación para disminuir el impacto en tu salud.

Definir si estás en condiciones para un embarazo, en qué momento hacerlo y cuántos podrías tener, implica una valoración que deben realizar tanto tu médico tratante de tu enfermedad como un profesional de la ginecología para evitar resultados adversos.

La medicación durante el embarazo es más compleja y la enfermedad puede complicarse en ese periodo. Pueden ocurrir situaciones como que el embarazo no resulte viable porque tu vida está en riesgo o el feto traiga malformaciones que dificultarían su vida fuera del útero. Situaciones de este tipo obligan a desembarazarte y esto acarrea una carga emocional para ti y tu familia.

Aquí encuentras dos recomendaciones para manejar el riesgo del embarazo si tienes una enfermedad crónica.

No interrumpas el uso del método anticonceptivo

Cualquier cambio en la forma cómo llevas la anticoncepción es una decisión que debes consultar y decidir informadamente sobre qué hacer. La anticoncepción en tu condición conlleva retos tanto para ti como para el personal médico que te atiende y el propósito es que uses un método altamente efectivo y a la vez se controlen los riesgos que este podría traerte.

Existen especulaciones sin base científica con respecto a los anticonceptivos que entorpecen la planificación familiar, tales como creer que las píldoras se acumulan en el organismo y que se necesiten periodos de descanso o que la ligadura de trompas es un método que se puede dejar por un tiempo y después suspenderlo cuando en realidad es un método permanente. También lo es pensar que usar un método por mucho tiempo se asocie a infertilidad, algo que ningún estudio ha logrado asociar.

Acude a la cita preconcepcional

Se trata de una consulta que las parejas que estén planeando un embarazo deben tener con el ginecólogo varios meses antes, para conocer en qué condiciones de salud física y emocional se encuentra la mujer, no importa si tienes una enfermedad crónica o no, para atender el embarazo.

Si bien se insiste en la importancia de esta consulta en la mujer, para ti que tienes una enfermedad crónica es primordial que tengas esta cita incluso antes de comenzar la expectativa por un embarazo. Definir si puedes embarazarte o no depende de una valoración de tu salud y en la cita preconcepcional se define en qué aspectos se deben intervenir para conseguir un embarazo sano y a buen término.

Asimismo, se valoran los posibles riesgos que sobrevendrían con la gestación para el manejo de tu enfermedad, así como los ajustes en el tratamiento durante el embarazo, los efectos para el desarrollo del feto y tu salud.

También te puede interesar: ´Qué debo saber sobre la planificación familiar sí tengo una enfermedad crónica?

Una cita preconcepcional entre tres y seis meses antes del posible embarazo le dará tiempo a tu médico tratante para asegurarse de que tu enfermedad está controlada y que tienes buenas condiciones para engendrar. Esto incluye una serie de exámenes clínicos como hemogramas, serología, citología vaginal, urocultivo y pruebas específicas de tu enfermedad, para determinar si hay infecciones u otras alteraciones y cómo tratarlas, entre otros. Igualmente es el tiempo idóneo para aplicar determinadas vacunas en caso de que las requieras.

Identificar tempranamente los factores de riesgo para cualquier embarazo, pero especialmente para una mujer con una condición crónica, evita desenlaces fatales como la mortalidad materna por causas asociadas con el embarazo, el parto y postparto.

También te puede interesar: ´¿Cuál método anticonceptivo escojo si tengo una enfermedad crónica?´

Si nos centramos en diabetes e hipertensión, existe riesgo tanto para la mujer como para el feto. En el caso de la diabetes para la mujer por efecto de las hormonas que la misma placenta tiene se tiende a descompensar la diabetes y tiene mayor riesgo de problemas metabólicos; en el feto se producen efectos muy variados, puede crear fetos muy grandes, dependiendo del grado de diabetes, muerte súbita fetal o empiezan a desaparecer los miembros inferiores.

Algunas mujeres hipertensas se les puede hacer difícil el control de su tensión arterial con los medicamentos con los que venía siendo manejada y es un reto el usar medicamentos efectivos, pero que no sean de riesgo para el feto.

Medicina prepagada Colsanitas

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar