Enfermedades

8 Infecciones de Transmisión Sexual más comunes y sus síntomas

16 enero, 2018
infecciones-transmisión-sexual-comunes

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) no sólo causan afectaciones inmediatas y localizadas a las áreas de los genitales, también pueden generar compromisos serios y a largo plazo en tu salud cuando no se atienden a tiempo.

Aquí encuentras más información sobre las ocho ITS más comunes y sus principales manifestaciones.

1. Sífilis:

Esta infección bacteriana puede manifestarse en tres fases. La sífilis primaria se circunscribe al lugar donde ocurrió el contagio, sea el aparato genital, el ano o la boca, y causa una úlcera indolora denominada chancro, que puede pasar inadvertida y desaparecer en unas cuantas semanas, aunque no se reciba tratamiento, pero no desaparece la infección.

Si no se trata a tiempo da paso a una sífilis secundaria que implica una diseminación de la bacteria hacia el cuerpo. Comienzan erupciones en la piel, inflamación de las glándulas linfáticas, fiebre y dolor de garganta.

La sífilis incluso puede llegar a una tercera etapa después de permanecer latente en el organismo por varios años sin síntomas cuando no se ha recibido tratamiento. generar enfermedades más complejas como una neurosífilis, que es la infección a nivel del cerebro o una infección de la aorta denominada aortitis por sífilis.

2. Gonorrea:

Es una de las ITS más comunes en la población joven, entre los 20 y 30 años. Puede ser asintomática en las mujeres o presentarse de manera leve, llegando a pasar desapercibida para quienes la portan, lo cual eleva el riesgo de contagio para otras personas.

Los síntomas más comunes en las mujeres incluyen flujo vaginal amarillento y de mal olor, sangrados entre periodos menstruales y dolor o ardor cuando orina. Mientras que los hombres tienen manifestaciones más pronunciadas como dolor o escozor cuando orinan y secreción blanca, amarilla o verdosa del pene.

La gonorrea progresa a lesiones más severas y permanentes para la mujer si no se trata oportunamente. Se puede causar la Enfermedad Inflamatoria Pélvica con procesos inflamatorios crónicos de sus genitales internos, el útero y las trompas, de forma que se altera la anatomía de su aparato genital y las estructuras que ayudan a que se consolide un embarazo.

También te puede interesar: ´7 mitos, actitudes y comportamientos que te ponen en riesgo de adquirir una ITS’

3. Clamidia:

Es una infección silenciosa, pero los síntomas, aunque parecidos a los de la gonorrea tienen diferencias. Básicamente, las secreciones vaginales y del pene que produce la clamidia son más ligeras y blanquecinas, contrario a las de la gonorrea. Igualmente, de no tratarse puede producir lesiones en el aparato reproductor femenino.

4. Tricomoniasis:

Es causada por un parásito y es más frecuente en mujeres, aunque también se presenta en los hombres. Se requiere un contacto físico de las áreas genitales para su contagio.

Principalmente se manifiesta mediante una vaginitis con flujo vaginal fétido, inflamación e irritación de la zona vaginal y dolor durante las relaciones sexuales.

Cuando la infección ocurre durante el embarazo, hay mayor riesgo de que el bebé nazca prematuro y con bajo peso. Incluso, tienen altas probabilidades de nacer muertos o de morir al nacer en comparación con los bebés de madres no infectadas.

5. Herpes genital:

La infección es causada por el virus del herpes simple que no se puede curar, pero que en la mayoría de los casos no presenta síntomas o son mínimos. Sus manifestaciones consisten en ampollas en la zona de los genitales, el ano o la boca.

Por su carácter biológico puede presentar recurrencias, vuelven a generar el cuadro clínico de manera cíclica y bajo ciertas circunstancias, pero eso está sujeto a la situación inmunológica de la persona.

También te puede interesar: `¿Qué son las infecciones de transmisión sexual y cómo afectan tu salud?´

6. Hepatitis B:

Es de origen viral y no produce afectación a nivel de los genitales, pero se traduce en una infección crónica del hígado, que puede llevar a la cirrosis hepática y el cáncer de hígado.

7. VIH:

Este virus ataca el sistema inmunitario de la persona, dejando a su organismo vulnerable a infecciones y enfermedades y disminuido para combatirlas.

Cuando se encuentra en una etapa avanzada, el virus progresa a SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) y la inmunosupresión es tal que puede causar la muerte.

La llegada del SIDA se puede retrasar si la persona asume el tratamiento con antirretrovirales desde que recibe el diagnóstico, de forma que disminuye los efectos del virus en su organismo.

8. VPH:

El Virus del Papiloma Humano (VPH) produce manifestaciones locales. Por ejemplo, puede generar verrugas virales, a nivel genital, que tienen un impacto estético y eso afecta llevar una sexualidad plena. Pueden progresar a lesiones más grandes que se conocen como condilomas y así generar incomodidad con la higiene personal tanto en hombres como en mujeres.

Este virus se relaciona con el desarrollo de cáncer de cuello uterino en las mujeres y cáncer de la región anal en los hombres.

Medicina prepagada Colsanitas

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar