Enfermedades

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual y cómo afectan tu salud?

16 enero, 2018
¿Qué son las infecciones de transmisión sexual?

Sea que las produzcan bacterias, virus o parásitos, las infecciones de transmisión sexual afectan tanto a hombres como a mujeres de cualquier edad y su contagio se debe principalmente a conductas sexuales de riesgo por vía genital, anal y oral.

No obstante, también se pueden adquirir por medio del contacto con semen, sangre o fluidos vaginales infectados, usar agujas contaminadas y recibir transfusiones de sangre y productos sanguíneos infectados. También la madre puede transmitirle la infección a su hijo durante el embarazo o el parto.

Es tal el impacto de estas infecciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que diariamente 1 millón de personas las contraen en el mundo. Entre las más frecuentas están la sífilis, la gonorrea, la clamidia, el herpes genital, la hepatitis B, el VIH y el Virus del Papiloma Humano (VPH).

También te puede interesar: ´7 mitos, actitudes y comportamientos que te ponen en riesgo de adquirir una ITS’

¿Cómo afectan?

Las afectaciones que causan, pueden ser localizadas y a nivel de todo el organismo. Específicamente, las infecciones de origen bacteriano como la sífilis, la gonorrea y la clamidia producen síntomas en la zona de los genitales tales como secreciones en el pene, flujo vaginal con mal olor, sangrado vaginal inusual, dolor o ardor al orinar o durante las relaciones sexuales y en un estado avanzado se presentan úlceras en la zona de los genitales, el ano o la boca.

Estas infecciones bacterianas se pueden curar mediante un tratamiento definido con antibióticos por corto tiempo. Sin embargo, uno de los retos que plantean es que cada vez más son más resistentes a determinados antimicrobianos.

De otra parte, las infecciones producidas por virus, principalmente el VIH, la hepatitis B y el VPH, producen una afectación en todo el organismo y se vuelven padecimientos crónicos. Para estas enfermedades el tratamiento con antivirales no está orientado a la cura sino a mantenerlas controladas de manera que se disminuya su impacto en la salud de la persona y favorezca su calidad de vida.

Las infecciones de transmisión sexual pueden traer compromisos a largo plazo para tu salud, especialmente para las mujeres. Por ejemplo, pueden afectar sus órganos reproductivos y por lo tanto tener dificultades para quedar en embarazo.

El VPH puede progresar en cáncer de cuello cervicouterino en la mujer y en cáncer de la región anal en los hombres, mientras que la hepatitis B causa daños en el hígado.

¿Cuándo y cómo consultar?

Las ITS pueden ser asintomáticas durante las primeras semanas posteriores al contagio y muchas personas acuden a consulta sólo hasta que aparecen los síntomas más severos. Varias de estas infecciones, especialmente las que son producidas por bacterias, son diagnosticadas por una inspección visual por el médico que brinda la atención primaria.

Lo que es importante en estos escenarios es que no sólo se trate la condición que ya se ha presentado, sino que se aproveche para hacer la consejería de prevención de otras ITS y si es posible, hacer prueba de tamizaje para enfermedades que puedan estar asociadas.

Una persona puede tener más de una infección de transmisión sexual al mismo tiempo. Asimismo, superar una infección de transmisión sexual no te protege de un nuevo contagio, estas infecciones se adquieren tantas veces como te expongas.

También te puede interesar: ´8 Infecciones de transmisión sexual más comunes y sus síntomas´

¿Qué se puede hacer para prevenirlas?

Su contagio es prevenible en la medida que se está informado de los riesgos de prácticas sexuales y comportamientos que te exponen a estas infecciones y las medidas que tomas para evitarlos. Principalmente llevar una sexualidad responsable se constituye en la mejor herramienta de prevención.

El VPH y la Hepatitis B son infecciones que cuentan con vacunas que protegen contra los serotipos más agresivos de estos virus. La vacunación es una intervención de salud pública de prevención primaria de estos virus. No desestimes su aplicación según el calendario vacunal.

Igualmente, Onusida y la OMS recomiendan la circuncisión masculina, que consiste en retirar el prepucio en los hombres, en los lugares donde estas enfermedades ocupan grandes proporciones. Se cuenta con evidencia científica de que práctica disminuye las probabilidades de contagio de ITS.

Medicina prepagada Colsanitas

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar