Maternidad y Pediatría

Qué debes tener en cuenta para evitar inconvenientes durante la lactancia materna

10 octubre, 2017
evitar-inconvenientes-bebe-lactancia-materna

La lactancia materna debe ser una experiencia significativa en la relación madre e hijo y dentro del entorno familiar. De esta manera, hay algunas situaciones a las que puedes enfrentar durante este periodo.

1. No alimentarte adecuadamente

Durante la lactancia puedes tener una disminución en el contenido del calcio en los huesos, y esto lo puedes compensar con una alimentación CESA: Completa, Equilibrada, Suficiente y Adecuada, en la que incluyas productos lácteos para mantener tus depósitos de calcio.

También debes tener una apropiada hidratación, pues esto mantiene una buena producción de leche para tu bebé.

2. Ser portadora de VIH o de tuberculosis

Si sabes que eres portadora de VIH no debes lactar, igualmente ocurre si tienes una tuberculosis activa y este en ese momento con baciloscopia positiva, es decir que estés sacando bacilos de tuberculosis con la tos.

3. Estar recibiendo quimioterapia o radioterapia

La lactancia materna también está contraindicada si la mamá está recibiendo quimioterapia o radioterapia o si está en cuidado intensivo.

Son pocos los medicamentos que tienen contraindicación en la lactancia. En caso que estés tomando algún medicamento, debes consultar con tu médico si la tiene.

4. Creer que la leche formulada es mejor

Hay una creencia en la población en general y es que la leche formulada es mejor que la materna y eso no es verdad. Esta creencia viene de asumir que si se paga por una leche de este tipo, entonces deber ser buena.

La leche formulada es leche de vaca que han sido modificada para parecerse a la leche materna, pero nunca será igual.

En caso que esto se requiera formula de primera etapa solo debe ser por indicación médica.

5. No tener una técnica adecuada para amamantar

Si la técnica para amamantar no es adecuada y tú no has encontrado una buena posición para facilitar el agarre del pezón, la producción de leche puede ser insuficiente y tu bebé en la primera semana de vida se puede quedar corto con el alimento. Además, se puede correr el riesgo de deshidratarse o que se le baje un poco el azúcar al bebé

Los bebés que reciben leche materna tienen menor riesgo de contraer infecciones, aunque se puede presentar diarrea y gripa. La diarrea se presenta más suave y aún así se debe continuar con la lactancia materna.

También te puede interesar: ‘Cosas que debes saber para evitar una depresión posparto’

6. Atender la alimentación complementaria después del sexto mes

La alimentación complementaria ocurre sólo a partir del sexto mes del nacimiento de tu hijo y se extiende hasta los 2 años de vida. Es decir que puedes continuar dando pecho al bebé junto con otras comidas adecuadas.

Debes ser cuidadosa con la preparación de los alimentos para evitar la contaminación por microorganismos patógenos y a su vez disminuir el riesgo de que tu hijo adquiera alguna de las enfermedades prevalentes de la infancia.

7. Uso de los chupos y biberones

Durante la lactancia materna exclusiva no introduzcas en la boca de tu hijo chupos y biberones, pues lo confunden y pueden rechazar el seno. Estas situaciones también inciden en que la lactancia no sea positiva y exitosa, además que con el uso de esos implementos se pueden producir diarreas en el bebé.

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar