Maternidad y Pediatría

¿Por qué debemos evitar las hipoglucemias en los niños con diabetes?

12 febrero, 2018
Cuidados niños con diabetes

Así como buscamos que con el tratamiento de la diabetes los niveles de azúcar no se eleven y se mantengan estables en los niños; tampoco podemos dejar que estén demasiado bajos y se desencadene una hipoglucemia, un evento dañino para los niños y adolescentes con diabetes.

Las hipoglucemias recurrentes en los niños tienen agravantes a nivel neurológico, por tal motivo debemos ser menos tolerantes con estos eventos. En la infancia, el cerebro está en desarrollo y las neuronas que están creciendo se afectarán cuando se queden sin glucosa, que es de donde se toma la energía.

¿Por qué se presenta?

La hipoglucemia o el descenso de los niveles de azúcar en la sangre se presentan por diferentes razones. Puede ocurrir que el equilibrio entre la insulina y la actividad física que ayudan a bajar los niveles de azúcar y la alimentación que ayuda a subirlos, se haya perdido y por lo tanto se necesite hacer ajustes en el tratamiento.

Por ejemplo, si se usa más insulina de la que se requiere, esto hará que el azúcar descienda más allá de niveles que son adecuados para mantener controlada la diabetes. Incluso, con la actividad física hay riesgo de una hipoglucemia, ya sea que el niño realice más de la que está definida para sus dosis de insulina y pautas de alimentación o no se alimente adecuadamente antes de exponerse a cualquier esfuerzo de este tipo.

De igual forma, en las noches sin que te des cuenta tu hijo puede hacer hipoglucemias mientras duerme y una señal de alarma para identificarlas es que tenga pesadillas recurrentes.

También podría interesarte: ´Diabetes en niños: Pautas para lograr un buen control´

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una hipoglucemia en los niños son iguales a los que presenta un adulto en esa situación: frialdad corporal, sudoración, palidez, temblor, confusión para realizar tareas, debilidad y mareo.

¿Qué hacer en el momento?

Además de los padres, los profesores, cuidadores y demás personas que están en el entorno de tu hijo deben saber identificar los síntomas de la hipoglucemia y cómo reaccionar para prestarle asistencia. Es ideal, que los niños pequeños con diabetes no se queden sin la asistencia de un adulto.

Con el glucómetro se le miden sus niveles de azúcar para confirmar que se trate de un descenso de los niveles de azúcar por debajo de 70 mg/dL. Enseguida, el niño debe comer o beber un producto que contenga carbohidratos de absorción rápida como confites, jugos azucarados, bebidas gaseosas o galletas que le ayuden a subir rápidamente el azúcar. Sin embargo, tu hijo puede tener dificultades para conseguirlo por sus propios medios y necesita de la ayuda de un adulto como sucede en el colegio.

Luego de 20 minutos se vuelve a medir el azúcar con el glucómetro y confirmar que ya superó el episodio. Estos eventos debes comentarlos en la próxima consulta con el endocrinólogo pediatra que atiende a tu hijo.Medicina prepagada Colsanitas

 

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar