Maternidad y Pediatría

Programa Mamá Canguro: Cómo se beneficia tu bebé prematuro

11 octubre, 2017
recomendaciones-casa-bebe-canguro

Los bebés recién nacidos prematuros, que nacen con menos de 36 semanas de gestación, y los que tienen bajo peso, entre 1.500 y 2.500 gramos, necesitan cuidados especiales durante sus primeros meses de vida debido a que están expuesto a sufrir complicaciones por su inmadurez anatómica y funcional. Para ellos existe el Programa Mamá Canguro de Colsanitas con atención especializada para que puedan completar el proceso de maduración que no alcanzaron dentro del útero.

Este programa se basa en la posición canguro para que mantengas contacto piel a piel con tu bebé y en una serie de cuidados especializados que brindan profesionales de diferentes áreas de la salud. Se busca reducir su riesgo de mortalidad, de contraer infecciones y problemas con la respiración y descenso de la frecuencia cardíaca.

También te puede interesar: ‘Cosas que debes saber para evitar una depresión posparto’

Tan pronto nace tu bebé, en el hospital recibe las primeras atenciones para estabilizarlo y evitar complicaciones y luego continúa con tus cuidados y tu familia en casa. En general, como padre recibes herramientas y te empoderas con su cuidado.

¿En qué consiste la posición canguro?

Se trata de una posición permanente de contacto piel a piel entre tu bebé y tú. Con esta posición se disminuye el gasto de energía, se facilita la ganancia de peso, estimula la termorregulación, regula el ritmo cardiaco y respiratorio del recién nacido y se proporciona una mayor calidad en el sueño del bebé.

Ubica a tu bebé en forma vertical, con su cabeza extendida y recostada de un lado, los brazos sobre el pecho y en una posición de rana. La posición se mantiene hasta que el bebé la tolera. Cuando suda y la rechaza eso indica que ha alcanzado la regulación de su temperatura.

¿Hasta qué edad recibe estos cuidados?

Un bebé es prematuro si nace antes de las 36 semanas de gestación, incluso hay algunos que nacen a las 28 semanas lo cual los vuelve más vulnerables a tener complicaciones en sus primeros meses de vida.

De tal forma, la intervención inicial se dirige a que complete por fuera del útero las semanas de gestación que le faltan hasta llegar a las 40, que es el tiempo que suele durar los embarazos.

Esto se basa en lo que se denomina la edad corregida, es decir que, si tu bebé prematuro tiene, por ejemplo, 6 meses de vida, en realidad tiene menos tiempo porque se debe restar las semanas que le faltaron para completar su maduración fuera del útero.

También te puede interesar: ‘Cita preconcepcional: Claves a tener en cuenta para un embarazo saludable’

Esta información es fundamental porque su desarrollo psicomotriz no se presenta igual al de un bebé que nació a término y que tiene la misma edad cronológica de tu bebé prematuro, de ahí la importancia de estos cuidados, los cuales se extienden hasta el año de edad corregida.

La atención en enfermería se prolonga hasta que tu bebé completa las 40 semanas, de tal forma que se sigue y verifica su incremento de peso y talla, se brinda asesoría y seguimiento de lactancia materna y cuidados básicos para el recién nacido.

¿En qué consiste la atención especializada?

De otra parte, hasta el año de edad corregida se proporciona atención en fonoaudiología, terapia ocupacional, acompañamiento psicológico y fisioterapia. Así, con la intervención en fonoaudiología se busca alcanzar los niveles adecuados en su lenguaje, habla y alimentación.

Cuando alcanza los 2.500 gramos de peso comienza un programa personalizado de terapia ocupacional acorde con su edad cronológica y de maduración (edad corregida), así como orientar el manejo de hábitos y actividades mes a mes de motricidad gruesa, fina e integración sensorial.

El acompañamiento psicológico brinda seguimiento del desarrollo emocional, mental y psicomotor del bebé y para ti como padre te orientan al nuevo rol de adaptación canguro.

Mientras tanto, la fisioterapia promueve el movimiento corporal de tu bebé a través de la actividad física, estimula el gateo y que interacciones con tu bebé.

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar