Enfermedades

5 aspectos importantes para tratar la halitosis

31 octubre, 2017
Conoce cómo tratar la halitosis o mal olor en la boca

La incomodidad que te genera el mal olor que sale de tu boca es un motivo para consultar con el odontólogo. Un aspecto clave para identificar la causa e iniciar el tratamiento, en caso de que sea necesario, es tener en cuenta tu historial clínico, además de que aportes información sobre tu estilo de vida y alimentación.

Identificar la causa

Saber cuál es el origen de la halitosis es esencial para definir la ruta de tratamiento.

La halitosis que se debe al funcionamiento de tu organismo (fisiológica) no trae aparentemente una enfermedad, pero eso se debe descartar mediante la consulta con el odontólogo y el examen pertinente.

También puede pasar que la halitosis se produzca porque tienes una enfermedad de base a nivel respiratorio o gastrointestinal, incluso, puede tratarse de una enfermedad sistémica que afecta tu organismo como la insuficiencia renal o una diabetes mal controlada.

También te puede interesar: ‘Infografía: 4 situaciones que te harán cuidar tu boca de una enfermedad periodontal’

Aquí puede ocurrir que seas derivado a otros especialistas, no propiamente en áreas de salud oral, que atienden ese tipo de enfermedades.

Empezar por la higiene oral

En gran medida la halitosis es ocasionada porque tienes malos hábitos de higiene oral. Esta situación la puedes empezar a revertir con una adecuada técnica de cepillado que incluya, además de la limpieza de tus dientes, el aseo de la lengua. Es precisamente en la zona posterior de la lengua donde se acumulan bacterias que favorecen el mal olor en tu boca.

La limpieza también debe extenderse a los espacios interdentales, para eso utiliza la seda dental, al menos en la noche. Cerciórate de qué tipo de seda es mejor para ti, eso va en sí tienes los dientes muy unidos o si por el contrario hay espacio entre ellos, en donde es indispensable el uso de cepillos interproximales.

En las noches, no te vayas a dormir sin limpiar adecuadamente tus dientes, espacios interdentales y lengua. Los restos de comida que no retires van a permitir la proliferación de bacterias, además tu boca se reseca porque la producción de saliva disminuye y vas a crear las condiciones para una halitosis.

Empezar el tratamiento de la enfermedad

La halitosis es un síntoma de una enfermedad a nivel bucondental. Quizás no sepas qué pasa en tu boca y el mal aliento que percibes te lleve a consultar por sus causas.

También te puede interesar: ‘Enfermedades bucodentales: Grave incidencia en el 75% de la población’

De tal forma, si resultas con un diagnóstico de caries, enfermedad periodontal/gingivitis, entre otros, lo ideal es que comiences el tratamiento para atender esa patología. Tratarla implica tratar la halitosis.

Revisar o ajustar el tratamiento de tu enfermedad

Esto es un asunto que se debe atender tu médico tratante. Puede ocurrir que el tratamiento de tu diabetes necesite ajustarse para disminuir la cetoacidosis, que tiene un olor característico a manzana podrida.

Puedes tener halitofobia

Puede que tengas un temor excesivo a tener halitosis y eso esté afectando tus relaciones sociales.

Aunque el odontólogo, después de examinarte, te dijo que no tienes halitosis, tú insistes en que sí y demuestras un comportamiento obsesivo con el tema. Temes relacionarte con los demás, prefieres el aislamiento y usas productos, que, según tu percepción, pueden ayudarte a quitar el mal aliento, que es inexistente.

Esta es una conducta que necesita atención especializada en psicología o psiquiatría para tratar esa fijación con el miedo a tener halitosis.

banner-dental

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar