Maternidad y Pediatría

¿Cómo alimento, baño y acuesto a mi bebé en sus primeros días de nacido?

23 agosto, 2017
alimento-bano-acuesto-bebe-recien-nacido

En este espacio queremos ampliar la información sobre algunos de los cuidados que debes tener en cuenta en bebés recién nacidos. Con esta, puedes prepararte para la llegada de tu bebé, y establecer los primeros cuidados que son fundamentales en sus primeros días de vida.

¿Cómo lo alimento?

Es ideal que alimentes a tu recién nacido, sea que haya nacido a término o antes de tiempo, exclusivamente con leche materna y a libre demanda. Esto quiere decir que el bebé tome lo que desea a la hora que desea, sin límite de tiempo ni horario pero mínimo cada 2 ó 3 horas de día y noche, vigilando siempre una buena producción de leche maternaEsto lo puedes valorar con una diuresis adecuada, es decir, cuando el bebé orina bien; de lo contrario es necesario según indicación del pediatra, complementar con fórmulas lácteas para esta edad ya sea para recién nacidos a término o prematuros según el bebé.

La alimentación con leche materna es suficiente y no tienes que darle agua para que esté hidratado.

En caso que tu bebé sea prematuro y pese menos de 2300 gramos, cuando lo amamantes adopta una posición de canguro con la faja y ponle el gorrito.

Igualmente, debes estar atenta a las señales que te indican que tu bebé no se está alimentando bien. Puede ocurrir que no orine por un largo periodo, o que disminuya la frecuencia o cantidad de la misma. Al igual que aumente el color amarillo de la piel, la llamada ictericia, que presente fiebre o irritabilidad, y en algunos casos es difícil despertarlo.

Para sacarle los gases, pon el bebé sobre tu pecho y acompaña con pequeños golpecitos sobre su espalda.

También te puede interesar: ‘¿A qué se refiere el concepto de Mamá Canguro después del parto?’

¿Cuándo puedo darle el primer baño?

El primer baño para tu bebé lo puedes hacer al día siguiente de su nacimiento y procurando hacer énfasis en la zona de sus genitales, cuello, y manos que suele llevarse a la boca. El baño diario puede tomar entre 5 a 10 minutos y si lo realizas de noche puede mejorar la calidad del sueño.

Escoge un sitio seguro para ubicar la bañera que debe permanecer desinfectada, y el ambiente debe estar a una temperatura entre 21 a 22 grados centígrados. Los primeros baños pueden ser solo con agua o se puede usar jabones suaves, evitando el uso de esponjas o elementos abrasivos para la piel de tu bebé. El mismo jabón se puede usar para el cuero cabelludo.

Por ningún motivo durante el baño pierdas de vista a tu bebé ni lo dejes solo en la bañera. Quien bañe al bebé debe estar atendiendo esa tarea exclusivamente y no ocuparse simultáneamente con nada más, pues ante cualquier descuido existe el riesgo de accidente o ahogamiento.

¿Cómo acuesto a mi bebé?

El bebé debe dormir en su cuna, la cual debe estar ubicada en la habitación de los padres. La mejor posición para que duerma es boca arriba o de medio lado hacia la derecha.

Es ideal que tenga un colchón con inclinación de 30 grados, que le ayuda a mantener una posición antirreflujo. En caso que no puedas conseguirlo, puedes colocar una almohada por debajo de su colchón; nunca por arriba porque que el mentón del bebé se junta con su pecho y se puede producir apnea del sueño.

¿Qué otros cuidados debo tener en cuenta?

El cambio frecuente de pañal es fundamental para evitar la dermatitis del pañal. Hacerlo cada 2 ó 3 horas, o cada vez que está mojado, para evitar inflamación e irritación de esta área. Limpiar, preferiblemente con algodón humedecido con agua, se debe realizar de adelante hacia atrás para prevenir contaminación, y así infecciones genitourinarias.

Con respecto a los productos de aseo es importante que tengas en cuenta lo siguiente: usa crema protectora que contenga óxido de zinc, para aislar la piel de la humedad. Aunque se ha extendido el uso de pañitos húmedos, sólo utiliza aquellos que no tengan alcohol ni perfume para no causar irritación.

No usar talcos en la piel del bebé, ya que esto puede producir irritación en la vía aérea.

De otra parte, cuando notes que tiene las uñas largas, es preferible que pases suavemente una lima y no usar un cortaúñas, debido a que podrías maltratar.

Evitar el uso  de pulseras en el recién nacido, cadenas, amuletos o ropas con broche o cierres, los cuales pueden lesionar la piel del bebé y además existe el riesgo de la ingesta de estos elementos, causando obstrucción de la vía aérea.

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar