Maternidad y Pediatría

8 consecuencias que puede dejar el maltrato infantil en un niño(a)

6 septiembre, 2017
8-consecuencias-maltrato-infantil-nino

Las consecuencias que vive un niño, niña o adolescente maltratado empiezan desde que pasa por esa situación y pueden prolongarse por largo tiempo, incluso años o décadas y llegar a comprometer su vida adulta.

En general, el niño maltratado no cumple con el desarrollo de las metas de su crecimiento y desarrollo, es decir, autoestima, felicidad, salud, creatividad, solidaridad, autonomía y espiritualidad en un ambiente bidireccional de construcción entre los padres y los niños. Estas habilidades se ponen al servicio del fomento del tejido de la resiliencia, que es la capacidad humana para triunfar de cara a la adversidad.

Las consecuencias que enfrenta un menor maltratado dependen en gran medida del tipo de maltrato, recurrencia, vínculo con el agresor, uso de violencia física, acceso oportuno a los servicios profesionales de protección infantil y atención médica. Aquí te contamos las principales consecuencias a las que un niño se puede enfrentar:

1. Cambios en su conducta

Esta es una de las primeras señales de las afectaciones que comienzan a sufrir los niños que reciben maltrato, no solo físico sino emocional. Es común que se tornen agresivos, con cambios de humor bruscos, impulsivos, hiperactivos o manifiesten hostilidad en ciertas situaciones o ante determinadas personas de su entorno. También hay lugar para presentar conductas delictivas.

2. Afectaciones en su salud

Estas se relacionan principalmente con el maltrato físico que viene impartido en modelos de crianza basados en la violencia, así se puede causar lesiones que comprometan la salud del niño como por ejemplo, ante un evento dramático familiar un niño puede desarrollar afectaciones cuando se presente la situación o agresión y cuando se trata de un bebé por acciones como sacudidas que pueden causar traumatismo o lesiones cerebrales.

También te puede interesar: ‘Aspectos que indican la existencia de un trastorno alimenticio en tu vida’

3. Abuso de sustancias

Las conductas que se derivan en un menor maltratado pueden dirigirse a entrar en contacto con el cigarrillo, el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas desde edad temprana para lidiar con el estrés postratumático.

Experimentar con estas sustancias puede convertirse en una adicción en su vida adulta.

4. Daño en las habilidades sociales y la autoestima

La autoestima es lo que cada persona siente de si misma, es decir, un juicio general y personal de cada individuo, entonces, la aprobación o desaprobación de este tipo de habilidades son las que más se afectan ante la recurrencia de maltrato a un menor. El niño sentirá miedo a relacionarse con las personas, puede caer en un aislamiento social y tener problemas de apego y entablar y sostener amistades.

5. Afectaciones a la personalidad

Las consecuencias a nivel emocional se pueden presentar en situaciones de ansiedad, tener baja autoestima y creencias positivas sobre sí mismos y el mundo que los rodea, desajustes emocionales en el trato con aquellas personas que pese a tener la responsabilidad de cuidarlos le maltrata. También puede desarrollar cuadros depresivos.

6. Bajo rendimiento escolar

Ciertamente el desempeño escolar del niño, niña o adolescente se ve comprometido, principalmente si se trata de niños que son golpeados o maltratados físicamente y emocionalmente desde temprana edad, pues la evidencia científica muestra que ocurren afectaciones en su cerebro. Esto repercute en problemas de aprendizaje, disminución de la atención, bajo rendimiento, abuso sexual, bajas expectativas escolares y ausentismo.

7. Autolesiones y suicidio

Esto ocurre principalmente en adolescentes. La apreciación que tengan acerca de sí mismos, el estrés postraumático y sentimientos de culpa los puede llevarlos a infringirse lesiones, e incluso, tener un desenlace fatal con el suicidio.

También te puede interesar: ‘Infografía: Depresión, enemigo silencioso que te puede llevar a la muerte’ 

8. Riesgo de interiorizar estas prácticas

Crecer en un ambiente donde se maltrata puede llevar a los niños a ver como normal el comportamiento violento o abusivo hacia ellos, por lo que pueden pensar que esto hace parte de la cotidianidad y verlo como algo aceptable.

Además, los estudios dicen que se aumenta el riesgo hacia el futuro que una persona que fue maltratada en su infancia se torne en un futuro maltratador de sus hijos asociado a que no reconozca los derechos de una persona o en este caso de un niño.

2 Comentarios

  • Reply Hugo j. Molano 23 julio, 2017 at 1:29 pm

    Pero dónde acudir?, se habla muy bien del tema pero adónde acudir, denunciar o llamar?

  • Responder

    También te puede gustar