Enfermedades

Qué debo tener en cuenta en mi dieta si soy una persona hipertensa

27 abril, 2017
dieta-persona-hipertensa

Hablar sobre una dieta ideal o una guía alimenticia perfecta, qué debe y qué no consumir una persona con Hipertensión Arterial es complejo, ya que los contextos para cada población y para cada individuo varían.

Los alimentos y las costumbres a la hora de preparar los alimentos en una ciudad como Bogotá son diferentes a los de Medellín o de la Costa.

Existen elementos que en la preparación de los alimentos pueden alterar la presión arterial en el organismo, como por ejemplo la adición de sal.

Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones en cuanto al consumo, cantidad y frecuencia de determinados alimentos dentro de las comidas diarias para controlar y/o reducir el riesgo de Hipertensión Arterial:

Reducción de la sal en los alimentos de la dieta

El consumo excesivo de sal, es uno de los principales factores relacionados con la Hipertensión Arterial debido al efecto del sodio, elemento constitutivo de la sal, es recomendable ser moderado en su consumo, que no debería ser mayor a 4 gramos al día.

La mayor parte de los alimentos que se consumen requieren en su preparación sal para dar sabor a ellos, pero la adición excesiva puede incrementar la presión arterial de una persona que padece esta enfermedad y hacer difícil su control.

En una región en donde la costumbre sea comer queso salado, o adicionarlo en la preparación de los diferentes alimentos se debe moderar su consumo, y hay que tener en cuenta, que no es el alimento que se come lo único a tener presente, sino también la cantidad y la frecuencia con la que se ingiere un determinado alimento.

También te puede interesar: ‘Practicar deporte: Vital para combatir la Hipertensión Arterial sin medicamentos’

Consumo de grasas moderado

Ningún alimento en si es malo para la salud, se requiere tanto las proteínas (carnes, lácteos), Azúcares (Arroz, papas, yuca, etc.), grasas (crema de leche, mantequilla, grasas vegetales, etc.) que son necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, un elemento clave a la hora de prepararlos es la grasa.

Si la cantidad de grasa que se consume es excesiva incrementará el número de calorías aportadas llevando a aumento de peso que termina influyendo negativamente en la presión arterial, por lo que esto debe ser tenido en cuenta por una persona con hipertensión arterial.

Se recomienda que del total de calorías requeridas diariamente un 6% corresponda a grasas y ojalá de tipo insaturadas, y en lo posible, utilizar en la cocción de los alimentos aceites de oliva o de canola.

Los aceites vegetales usuales no están prohibidos, pero para una persona que sufre de la presión arterial alta, podría incrementar el aporte de grasas no saturadas que junto con la hipertensión arterial incrementan la presencia de aterosclerosis (oclusión progresiva de las arterias por placas de ateroma que pueden llegar a producir insuficiencia arterial crónica (angina de pecho, isquemia cerebral transitoria o angina mesentérica) o bien, déficit agudo de la circulación por trombosis oclusiva (infarto del miocardio, cerebral o mesentérica)

Adición de alimentos integrales al menú

Consumir alimentos integrales, aquí se hace referencia específica a los cereales que son los granos que crecen dentro de espigas, tales como el trigo, cebada, arroz, maíz, avena, centeno, quinua, trigo sarraceno, sorgo y mijo. Este tipo de granos ayudarán a mantener los niveles de azúcar y colesterol estables. Cambiar el consumo de harinas refinadas por cereales integrales como en el caso del arroz, el arroz integral será más saludable que el arroz blanco.

Incremento del consumo de fibra

El consumo de verduras y frutas que aportan en su mayoría fibra, está también  contribuye a mantener las concentraciones de azúcar y colesterol en niveles adecuados.

Adicionalmente el consumo de verduras y frutas aporta potasio que tiene un efecto protector frente a la hipertensión arterial, en general todas las frutas y verduras son ricos en este elemento. No es necesario tomar suplementos de potasio, ya que tiene recomendaciones específicas y debe ser previamente consultado con un médico.

Es clave consultar con su médico tratante regularmente quien medirá la presión arterial y el impacto de esta en su salud, si la encuentra elevada le recomendará un plan para su adecuado control.

Sin comentarios

Responder

También te puede gustar